domingo, 21 de diciembre de 2014

"¡Y no es ciencia ficción !"




TOKIO: Científicos del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Sistemas de Información  de la Universidad de Tokio, liderados por el académico Takao Someya  crearon una hoja adhesiva dotada de pequeños sensores que se puede implantar en cualquier órgano, como el corazón o las articulaciones y así monitorear el funcionamiento de los órganos que hayan presentado algún problema en los pacientes.

Esto se logró gracias a la creación de un gel autoadhesivo que impide que los sensores se desprendan, incluso si el tejido sobre el cual está colocado, está en movimiento.

Actualmente, están en la fase de experimentación con animales, como por ejemplo en el corazón de una rata, y ya fue publicado en Nature Communications.

Fuente: analitica.com
            milenio.com
            elmercurio.com

2 comentarios:

Homero Nicaragua dijo...

Bueno mi amiga. Esperemos que sigan haciendo buenas cosas como esta. Como es posible no poder prever y curar la mayoría de las enfermedades terminales? Feliz Navidad. No comas mucho. Besos. H.

gabriela dijo...

Homero, que bueno que te diste una vuelta por mi casa!

Estabas demasiado desaparecido, amigo, y ojalá no nos tengas tan abandonados.

Como ves, los científicos no paran de trabajar, y a mi me gusta mucho ir descubriendo a esta gente ingeniosa.