domingo, 22 de noviembre de 2015

"Gran hallazgo chileno contra el cáncer".



La mayoría de las personas , alguna relación ha tenido, tiene o tendrá , con un enfermo de cáncer que ha sido sometido a cirugía, quimioterapia, radioterapia…y lo que más desea es la ausencia de efectos secundarios, y la erradicación de esas células desordenadas…

Muchos hemos soñado con algún tratamiento contra esta enfermedad, que ataque sólo a esas células enfermas y deje indemnes a las células sanas. Es un sueño largamente anhelado, y pudiera ser que estemos cerca de conseguirlo!

¿Cómo es esto?

Científicos chilenos creen haber llegado a esta solución, aunque aún faltan pruebas clínicas en humanos, lo que ya fue autorizado por la FDA.

Esta historia partió hace harto tiempo, por los años 80, cuando el Dr. Luis Burzio estaba estudiando los espermatozoides y descubrió una molécula de ácido ribonucleico (ARN), que es parte del material genético, y que parecía acelerar la división celular durante la gestación. Se dio la casualidad de que no podía estudiar esto usando la fertilización in vitro por falta de dinero, así que decidió usar tumores cancerosos que se conseguía con amigos médicos, dado que las células cancerosas también se reproducen con rapidez, y descubrió que precisamente estas células tumorales tenían este ARN y entonces él junto al bioquímico Pablo Valenzuela (Premio Nacional de Ciencias 2002) y la doctora en Biología Celular , Bernardita Méndez , sintetizaron una molécula capaz de destruir este patrón, y fue increíble porque en ratones y monos, la droga (de nombre 1537) atacó sólo a las células malignas sin influir en las sanas, cosa no lograda con la quimioterapia y radioterapia. Se probó en cáncer renal, de vejiga, de mama, de próstata y en melanoma.

La FDA aprobó el estudio clínico en Fase 1, que significa administrar la droga a un grupo pequeño de pacientes en la Universidad de San Francisco en California, EEUU, para probar su toxicidad; es decir, ver cómo afecta a la salud de las personas .

Esto no se ha hecho nunca antes en Chile ni se ha generado en Chile lo aprobado por la FDA; es primera vez y es un tremendo logro, considerando las dificultades financieras, ya que fue sólo por proyectos del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) y de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

Si esta Fase 1 se cumple sin problemas, en la Fase 2 la experimentación podría ampliarse ya a unos 200 pacientes, y en esta etapa ya se verificaría su eficacia, para luego llegar a una Fase 3 con miles de pacientes en estudio.

El Dr. Buzio  y su equipo confían en el éxito de esta droga 1537, que podría poner fin a la muerte de más de 8 millones de personas al año. Al mismo tiempo llaman a la calma, pues hay muchos estudios preclínicos que son prometedores, y que luego, al llegar a estudios clínicos, sea por la toxicidad o porque no se logra demostrar su eficacia, hace que no sean aplicables a personas.

Por ahora, queda soñar con que esta droga es de amplio espectro y podría curar varios tipos de cáncer, los costos sería menores, con cero toxicidad para las células sanas…

¡El gran sueño de la Humanidad!


Fuente:  www.lun.cl
              http://dtt.unab.cl/luis-burzio-es-ganador-del-premio-investigacion-cientifica-universitaria-de-santander/


2 comentarios:

Homero Nicaragua dijo...

Creo que los Estados deberían apoyar más las investigaciones de este tipo. Nunca es suficiente, es imperioso lograr la cura de todas las enfermedades en este pleno siglo XXI que a pesar de tanta tecnología, siguen muriendo personas por un simple piquete de zancudo. Abrazos Gaby. H.

gabriela dijo...

Gracias, Homero. En realidad, esto es un sueño largamente anhelado...Hoy veo otra publicación, donde salen otros detalles interesantes, que te diré me hacen soñar y soñar...

http://www.mercurioantofagasta.cl/impresa/2015/11/29/full/cuerpo-reportajes/6/